miércoles, 1 de julio de 2015

Sociedades inactivas

Cuando una sociedad no es rentable en este momento pero pensamos que en un momento más propicio lo será o si necesitamos realizar algunos ajustes que requieran parar nuestra actividad, lo recomendable sería ponerla como inactiva. Si por el contrario ya no pensamos en continuar con ninguna actividad mercantilista o si pensamos en posponer la actividad más de un año lo conveniente sería disolver la sociedad.
En España nos encontramos con empresas inactivas cuyo motivo no es otro que el alto coste que tiene disolver una sociedad pero debemos ser conscientes que esta inactividad perpetua es un riesgo para el administrador porque corre con todos los gastos derivados del incumplimiento de las obligaciones fiscales y mercantiles de la sociedad, asuntos que se suelen descuidar en estos casos, además de seguir soportando los costes directos de la inclusión de las cuentas y libros en el registro mercantil. A lo anterior también le sumamos que la legislación ha cambiado hace relativamente poco en este sentido, antes el periodo legal exigible para incurrir en causa de disolución era de 3 años de inactividad pero tras la entrada en vigor del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio (artículos 360 y siguientes) pasó a ser de 1 año de inactividad y la responsabilidad del incumplimiento de esta obligación también se traslada al administrador. De esta manera si tenemos una sociedad inactiva durante dos años y además tiene deudas, el administrador responderá de manera solidaria con todas las obligaciones de la empresa pudiendo un acreedor reclamarle a él directamente el pago de una deuda aunque en la práctica, si la sociedad no tiene deudas y cumple todas sus obligaciones, podemos estar tranquilos.
Con respecto a la facturación y al IVA una sociedad inactiva no podrá emitir facturas por haber cesado su actividad mercantilista y por tanto tampoco podrá realizar las declaraciones de IVA. Pero si podrá seguir pagando gastos tales como alquileres, leasing, gastos notariales,...etc teniendo que incluir todos estos movimientos en sus libros contables porque está inactiva pero no por ello deja de tener obligaciones contables aunque, como he dicho antes, no sean fiscalmente deducibles.

¿Como poner una empresa como inactiva?

Para indicar que una empresa está inactiva deberemos comunicárselo a la Agencia Tributaria rellenando el modelo 036/037.

¿Que obligaciones tiene?

  • Presentar el  Impuesto de Sociedades, aunque al estar inactiva no deberá consignar ninguna partida en la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Presentar los libros contables en el Registro Mercantil.
  • Depósito de las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil.

Además de lo anterior tenemos que tener en cuenta que una empresa inactiva siempre necesita un administrador, pero no es necesario que el administrador esté dado de alta en el régimen de trabajadores autónomos.

2 comentarios:

  1. Hola,

    Muchas gracias por tu información, es perfecta... Lo más importante es la confirmación que si dejo mi empresa inactiva, aunque soy socio único y administradora, podré dar de baja como autonomo. Si dejo de baja la actividad de la empresa es precisamente por esperar un futuro más prometedor y si tuviera que estar pagando los más de 300€ al mes como autómono sería un absurdo... En ningún otro sitio había encontrado esta información. Gracias.

    ResponderEliminar