viernes, 26 de junio de 2020

OneDrive: Solucionar errores de sincronización en Windows 10

OneDrive es el servicio de almacenamiento de datos en la nube de Microsoft y está integrado en Windows 10 de manera nativa. En general funciona muy bien y se integra tanto con dispositivos Android como IOS pero el problema que me he encontrado es que cuando va creciendo nuestro repositorio tanto en tamaño como en número de archivos, en ocasiones se nos quedan archivos pillados en un proceso de sincronización que no acaba nunca.

sincronizar OneDrive

Para solucionar esto, deberemos reiniciar OneDrive para forzarle a sincronizar de nuevo todo nuestro repositorio local con el que está en la nube. De esta manera el proceso va a mirar lo que tenemos en el pc y sea más reciente y lo va a actualizar en la nube, por lo cual no vamos a perder nada de información.

Para realizarlo basta con ejecutar el siguiente comando:

C:\Program Files (x86)\Microsoft OneDrive\onedrive.exe /reset

reset OneDrive

Tras esto empezará a sincronizar todos los archivos locales con los que están en la nube. Dependiendo del volumen que tengamos puede tardar más o menos el proceso.

Si cuando acabe de sincronizar vemos que no se vuelve a lanzar el proceso bastará con ejecutar el siguiente comando para volverlo a levantar:

C:\Program Files (x86)\Microsoft OneDrive\onedrive.exe



ejecutar OneDrive

sábado, 1 de febrero de 2020

Tortas proteicas para abejas

La alimentación de las abejas varía en función de la época del año y de cómo venga el tiempo en cada estación. En general, mientras que para estimular en épocas primaverales o mantenimiento veraniego nosotros preferimos una alimentación líquida, con gran cantidad de agua y muy rica en hidratos de carbono provenientes de la mezcla de agua con miel o azúcar en proporción 1:1, a finales de otoño y durante el invierno preferimos una alimentación proteica sin tanta humedad. Para este último caso nosotros utilizamos las tortas proteicas para alimentar a nuestras abejas.

El motivo es porque nuestras colmenas tienen suficiente miel para pasar el invierno, pero les va a faltar la proteína del polen. Además, este alimento tan seco tiene la ventaja de absorber el exceso de humedad que puede generar la colmena, manteniéndolas secas y evitando la proliferación de enfermedades.

Hay muchas recetas, con muchas variaciones, pero nosotros solemos usar esta y luego le aplicamos pequeñas modificaciones en función de cómo veamos las reservas de cada colmena o como haya venido el año. Por ejemplo, añadiremos un poco de polen nuestro, machacado, si no tienen ninguna reserva de polen o las dejaremos más húmedas si el invierno es caluroso, pero siguiendo estas líneas generales para elaborarlas. A continuación, ponemos los ingredientes y la receta que nosotros utilizamos.

Ingredientes

 

Harina de soja

La harina de soja es un alimento con un porcentaje proteico muy elevado, nosotros utilizamos un concentrado proteínico de soja micronizada que contiene un 62% de proteína bruta.


Harina de soja


Levadura de cerveza

La levadura de cerveza micronizada es un alimento que aporta a las abejas un gran conjunto de aminoácidos esenciales como la lisina, la isoleucina o la treonina, minerales como fósforo o potasio, selenio, calcio o zinc y vitaminas como las vitaminas B1, B2, B6, B3, A, C, D, E ácido fólico y biotina, además de dotar a las tortas de un sabor amargo que las atrae mucho. También debemos indicar que aporta una proteína bruta del 40%, por lo que consideraremos que es un elemento fundamental en nuestra receta ya que aporta vitaminas, minerales y un gran porcentaje de proteínas.


Levadura de cerveza

 

Jarabe de glucosa y/o fructosa

Debemos preparar un jarabe de glucosa y/o fructosa para añadir a nuestra mezcla y que nos ayude a poder amasar y dar forma a nuestras tortas. Este jarabe se puede preparar con agua y miel, agua y azúcar o agua y fructosa-azúcar o cualquier otra combinación que consideremos beneficiosa. Lo importante es que sea en proporción 1:2 para que quede espeso, no tenga demasiada humedad y no nos fermente la mezcla, como puede ser por ejemplo 1 parte de agua por 2 de azúcar, 1 parte de agua por 2 de miel o 1 parte de agua por 1 una de azúcar y otra de fructosa.


Jarabe de glucosa



Promotor L 47

Le añadiremos 5 ml de Promotor L 47 por cada kilo de tortas que hagamos para que nuestras tortas tengan todas las vitaminas y aminoácidos que necesitan nuestras abejas.


Promotor L 47


Nozevit+

Debemos poner 2ml de Nozevit+ cada 2 meses para prevenir la nosemosis primaveral y otoñal. Nosotros lo que hacemos es darles en cada torta de 500 gramos 1ml en los meses de octubre, enero y marzo. De esta manera les damos en esos meses 2 tortas de 500 gramos enriquecidas con Nozevit+ y el resto de meses la receta normal.


Nozevit+

 

Elaboración


Como sabemos que los ganaderos necesitamos medidas prácticas, vamos a indicar la receta en proporciones o partes. Así cada uno puede utilizar como medida desde una cuchara hasta un cazo en función del volumen que necesite para sus colmenas.


Paso 1

Añadimos en un recipiente 7 partes de harina de soja y 3 partes de levadura de cerveza.

Mezcla de soja y levadura de cerveza


Paso 2

Vamos añadiendo el jarabe mientras removemos. La cantidad de jarabe depende de la consistencia que deseamos darles a las tortas. Nosotros intentamos que sea el mínimo imprescindible para poder moldearlas si es invierno y las colmenas están muy paradas y le damos algo más de humedad si la temperatura sube.

Harina y jarabe
Mezcla Harina y jarabe


Paso 3
 
Una vez que tenemos la masa hecha, le añadimos Promotor L 47 y cualquier otro suplemento que queramos para mejorar la receta. Podemos añadir por ejemplo polen que hayamos guardado de la primavera si la colmena no tiene nada en sus reservas.

Mezcla Harina y jarabe enriquecido


Paso 4

Ahora solo queda hacer unas tortas de unos 500 gramos y si nos toca, rociarlas con 1 ml de Nozevit+. Nosotros para manejarlas mejor y que se queden en la colmena de una manera más compacta, las metemos en papel de horno. Con ello tenemos que no nos van a manchar ni la entre tapa por debajo ni los cuadros por arriba y las abejas se las van a poder comer sin problema.




Y lo bueno de esta receta es que tiene una gran aceptación por parte de las abejas y se lo comen genial, aportándoles todos los nutrientes que necesitan en el invierno y protegiendo a la colmena de las condensaciones de agua por exceso de humedad. Prueba de ello es que nada más ponerla sobre los cuadros las abejas empiezan a comérsela.

Torta proteica recién puesta

domingo, 12 de enero de 2020

Toallas de ácido oxálico y glicerina contra la varroa

El ácido oxálico se lleva utilizando de manera muy eficaz desde hace un tiempo para tratar la enfermedad de la varroasis, provocada por el ácaro Varroa Destructor, en las colmenas. Hay distintos mecanismos de aplicación (en toallas, mediante tiras de cartón, en tablillas, sublimado o por goteo) y cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Pero sí que debemos indicar que actualmente hay solo 2 productos autorizados en España para el tratamiento mediante ácido oxálico contra este ácaro, que son Oxybee y Varromed. El resto de los tratamientos no están autorizadas por la AEMPS en España y por lo tanto no se pueden utilizar para realizar ganadería apícola destinada a la generación de productos con fines alimentarios. Por ello, queremos recalcar que nosotros no nos hacemos responsables del uso que se le dé al contenido de este artículo y que tampoco realizamos su uso en nuestros colmenares de producción. Nuestra única intención es ejemplificar en castellano las investigaciones realizadas por Randy Oliver, aportando nuestro parecer al respecto y estando destinado el artículo a aquellos países donde se pueda aplicar su uso.

¿Qué ventajas tienen las toallas de ácido oxálico? 

 

El ácido oxálico es un producto autorizado en apicultura ecológica para el tratamiento de las colmenas contra la varroasis. Es un producto natural, no deja residuos en la miel, no afecta a las abejas y tiene una gran eficacia en la eliminación del ácaro.
Dicho esto, no todas las formas de aplicación son iguales. Por ejemplo, si lo usamos goteado tendremos que repetir el proceso cada cierto tiempo (con el consecuente coste de desplazamiento, planificación exhaustiva para que cubra todas las fases reproductivas de la varroa, etc…) o si es sublimado deberemos tener en cuenta que hay que realizarlo en momentos donde la mayor parte de las abejas estén dentro de la colmena para eliminar a la mayor parte de varroa forética posible.
El investigador Randy Oliver nos indica que la gran ventaja que tiene utilizar el método de las toallas de ácido oxálico disuelto en glicerina, es la liberación prolongada del ácido oxálico en la colmena. La consecuencia directa de esto es que el tratamiento esta activo de manera más constante y durante más tiempo, afectando a todos los ciclos reproductivos de la varroa desde su aplicación, lo que se traduce en una disminución constante de la concentración de varroas.
Prueba de todo lo anterior es que el laboratorio argentino CAP desarrolló Aluen CAP, un tratamiento contra la varroa que seguía el mismo principio de disolución del ácido oxálico sobre un vehículo, para una distribución más prolongada y constante. Como hemos dicho anteriormente, su importación es imposible en países donde no esté autorizado este tratamiento como es el caso de España.

¿Afecta el ácido oxálico a las abejas?

 

La forma en que esta disolución en toallas actúa es por contacto. La abeja se impregna de la disolución de glicerina con una concentración de ácido oxálico y esta se reparte tanto por su exoesqueleto como por la varroa adherida a ella. Y lo que sucede es que el exoesqueleto de la abeja es más duro que el de la varroa y por lo tanto el ácido puede disolver el exoesqueleto del ácaro y no el de la abeja. En nuestra opinión no se aprecia un aumento significativo de mortandad en la colmena y por ello podemos considerar que es inocuo para la abeja.

¿Siempre es igual de eficaz?

 

La respuesta es no. Como todos los tratamientos contra la varroa, este actúa solo sobre la varroa forética (la que parasita encima de la abeja) y como sabemos, la varroa se reproduce en las celdas operculadas donde se desarrolla la cría. Por lo tanto, este tratamiento es muy ineficaz en momentos como primavera, donde el porcentaje de varroa forética es bajo, al estar mayormente ubicadas en celdas de cría operculada. Pero como hemos dicho y queremos recalcar, todos los tratamientos son ineficaces cuando hay gran cantidad de cría.

¿Cuál es el momento idóneo para aplicar las toallas de ácido oxálico y glicerina? 

 

Pues la respuesta es rápida, cuando haya un nivel bajo de cría. Según nuestra opinión, este tratamiento puede ser adecuado bien antes del inicio de la temporada (ponerlo en febrero y retirarlo a finales de marzo donde la colmena ya se mueve), bien a finales de julio principios de agosto si estamos en una zona donde se acaban las floraciones y baja la postura o bien justo al finalizar la última cosecha de septiembre.

¿Durante cuánto tiempo se ponen y con qué frecuencia?

 

En nuestra opinión lo correcto sería tenerlas unos 3 meses en invierno y los 2 meses de julio y agosto para bajar la presión de varroas en esos meses tras el desarrollo intenso de primavera. Hay que decir también que, según determinados estudios, no deja residuos en la miel y esto hace que teóricamente pudiera valorarse su uso en tiempos de mielada.

¿Qué ingredientes y materiales necesito?

 

 

 

Ácido Oxálico puro

 Ácido Oxálico.


Glicerina líquida de origen vegetal y grado alimentario.

Glicerina alimentaria


Toalla Scott Shop 10.

Scott Shop


Agua destilada.

Agua destilada.


Un termómetro.

Termómetro por infrarrojos


Un peso y algo para medir líquidos.

Báscula para pesar.

Elementos de protección personal (mascarilla FFP3, gafas de protección y guantes de nitrilo)

La disolución de ácido oxálico y glicerina se adhiere fácilmente a la piel y por eso es importante ir protegidos. En el caso de mancharnos se elimina fácilmente con agua tibia y en caso de emergencia grave, el ácido oxálico se anula completamente con bicarbonato sódico. 


Mascarilla FFP3.

 

Y un recipiente para realizar la mezcla.

 

Proporciones de la mezcla

 


Para hablar de proporciones tenemos que tener en cuenta que un rollo de Scott Shop tiene 55 toallas completas.

Nosotros lo que hacemos es cortar ese rollo por la mitad para obtener medias toallas. El motivo de esto es porque creemos que quedan mejor repartidas dentro de la colmena 2 medias toallas que una toalla entera. Además, nos permite calcular la formula teniendo en cuenta a los núcleos de 5 cuadros, donde solo es necesario colocar una media toalla.


Medias toallas Scott enrolladas.



A continuación, pondremos las medidas que en nuestra opinión mejor van a funcionar para este tratamiento y en varias cantidades:
 


1 media toalla55 medias toallas (medio rollo cortado)1 toalla completa 55 toallas completas (rollo completo)

Ácido Oxálico8 gramos438 gramos16 gramos880 gramos

Glicerina6,8 ml375 ml13,6 ml748 ml

Agua destilada 5,7 ml313 ml11,4 ml627 ml
























 

Pasos para realizar las toallas de ácido oxálico y glicerina

 

 


Paso 1.- Calentamos la glicerina alimentaria que necesitemos en un recipiente a 60ºC. Controlamos que no supere esta temperatura con el termómetro.

Termómetro digital 60ºC.


Paso 2.- Añadimos y disolvemos el ácido oxálico en la glicerina que hemos calentado previamente hasta que esté disuelto. Una vez que está totalmente disuelto llevamos la mezcla a una temperatura de entre 95 y 100ºC y mantenemos esta temperatura durante 45 minutos. Una vez transcurrido el tiempo retiramos del fuego.


Termómetro digital 100ºC.

Ácido oxálico disolviendo.


En el caso de que sobrepasemos esa temperatura y se nos oscurezca la mezcla deberemos tirarla y realizar una nueva ya que es muy probable que se haya degradado por el exceso de temperatura. Tiene que quedar como la que se muestra a continuación, transparente.


Ácido oxálico disuelto.


Paso 3.- Añadimos el agua destilada a temperatura ambiente y removemos bien hasta que quede toda la mezcla uniforme y esté perfectamente ligada.

Paso 4.-Añadimos la mezcla a las toallas o las medias toallas que tenemos preparadas, para que absorban la disolución. En nuestra opinión, la mejor manera es meter todas las toallas en una bolsa de congelar con cierre y verter dentro la disolución. Esto permite que las podamos mover para distribuir el líquido y que lo vayan absorbiendo de manera uniforme, sin mancharnos. Es importante que estén cerradas herméticamente hasta el momento de su aplicación porque se puede evaporar parte de la mezcla y perdería eficacia.

 

Aplicación

 

Aplicamos nuestras toallas sobre los cuadros de cría de nuestras colmenas, bien extendidas o bien a horcajadas sobre 2 cuadros (nosotros preferimos extendidas tal y como se muestra en la imagen). Como hemos dicho anteriormente, aplicaremos 2 medias toallas por colmena (si hemos decidido trabajar con toallas enteras, una toalla entera) o una media toalla por cada núcleo de 5 cuadros más o menos.

Para que tengan mejor eficacia es necesario que las abejas tengan acceso por arriba y por abajo de la toalla. Esto hace que haya más abejas que puedan tener contacto con las toallas de oxálico, lo que mejora que se puedan impregnar más abejas y se incremente la eliminación de la varroa.



Según diversos estudios, se pueden colocar durante la mielada ya que no deja residuos en la miel. Lo que no es recomendable es colocarlas mientras tenemos puestos los caza-polen ya que las abejas las roen, las van sacando por la piquera y parte puede acabar en ellos, lo que nos implica tener que limpiar de restos de toalla todo el polen recolectado.