sábado, 27 de marzo de 2021

Instalar y configurar Jupyter Notebook

¿Qué es Jupyter Notebook?

Jupyter Notebook permite que, sin necesidad de tener configurado un entorno de desarrollo para Python y sin necesidad de tener que ejecutar un archivo .py con el código fuente, podamos ejecutar código Python y comprobar su salida desde un entorno web. Los cuadernos que maneja Jupyter Notebook tienen una extensión .ipynb y puede combinar partes de texto explicativo, ejecución de código en caliente, entrada y salida dinámica de datos, assets de datos, generación de gráficos…etc.

Instalación de Jupyter Notebook

Jupyter se instala como un paquete dentro de nuestra configuración de Python. En este manual se realizará mediante el administrador de paquetes pip ya que viene por defecto con Python3 y lo vamos a poder realizar de la manera que aquí se explica en cualquier instalación. Antes de empezar, es necesario tener correctamente instalado Python y poder manejar entornos virtuales tal y como explicaba en este otro post.

En primer lugar comprobamos que tenemos la versión más reciente de pip lanzando el comando python3 -m pip install --upgrade pip


 

Creamos un entorno virtual donde instalaremos jupyter con el comando python3 -m venv jupiter_dir y comprobamos que se ha creado un directorio válido para contener un entorno de Python.


 

Activamos el entorno virtual de jupyter para instalar dentro nuestro Jupyter Notebook con el comando source jupiter_dir/bin/activate


 

Instalamos en el entorno virtual el paquete jupyter con el comando pip3 install jupyter


 

Y ejecutamos jupyter para comprobar que se ha instalado correctamente con el comando jupyter notebook


 

Y como podemos comprobar se lanza el servicio de jupyter escuchando en nuestro localhost (127.0.0.1) y puerto 8888. Podemos comprobar que se está ejecutando correctamente si introducimos en un navegador http://localhost:8888

 


 

Es interesante indicar que cuando arrancamos el servicio de jupyter, este genera un toquen único para la sesión y que nos va a permitir loggarnos o consumir el servicio en otros contextos. 



También comprobamos que el nivel de trazas que ofrece por defecto, sin necesidad de tocar archivos de configuración son adecuados. Muestra todas las peticiones GET y POST que se van realizando así como sus tiempos de respuesta y resultado.



 Y si queremos hacer un shutdown del servicio, basta con lanzar crt+c y confirmar que queremos pararlo

 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario